Skip to content Skip to footer

¿Qué es un Contenedor Reefer o Refrigerado?

Un contenedor refrigerado o conocido normalmente como Reefer, es un tipo de container utilizado para transportar cargas perecibles y que requieren condiciones de temperatura controlada mientras son transportadas. Esto gracias a su maquinaria eléctrica con sistema de refrigeración y calefacción incorporada en el frente,  se encuentran en tamaños de 20 y 40 pies.

Las frutas y verduras, son algunas de las cargas refrigeradas que se envían en este tipo de contenedor. Son usados tanto en transporte marítimo, como en transporte terrestre y también en almacenaje.

El sistema de refrigeración de los contenedores reefer de 20 pies permite mantener temperaturas entre -25º y 25º.

En los contenedores refrigerados de 40 pies el rango de temperatura va desde los -30°C hasta los 30°C.

De esta manera, se pueden movilizar tanto productos que deben ser refrigerados como aquellos que deben ser congelados.

Además de la temperatura, este tipo de contenedores permiten contar con una atmósfera controlada, donde se pueden regular factores como la ventilación y la humedad.

Ventajas de un Contenedor Reefer:

• Un contenedor refrigerado asegura el adecuado funcionamiento de la cadena de frío y garantiza la conservación de la mercancía.

• Además pueden ser utilizados con cualquier condición ambiental o externa, asegurando la carga en todo momento.

• Gracias a los contenedores refrigerados es posible que un fruto recién cosechado sea recibido en locaciones lejanas, con la misma frescura que cuando se cosechó.

• En resumen, el almacenamiento en frío dentro de un contenedor reefer es seguro durante todo el tiempo en que se traslade el producto.

• Sin embargo, por sus características especiales, los contenedores reefer deben ser manipulados por especialistas, ya que cualquier error en la manipulación de la temperatura podría convertirse en la pérdida de la carga perecible.

Como funciona un contenedor Reefer:

Estas son las características de un contenedor refrigerado:

• Están diseñados para mantener la temperatura, humedad y atmósfera del contenedor en un valor constante durante todo el tiempo de tránsito.

• Hay 4 configuraciones que deben tenerse en cuenta al enviar carga refrigerada: temperatura, ventilación, humedad y drenaje.

Temperatura: Todos los contenedores refrigerados estándar y HC están construidos para mantener una temperatura entre +25 °C y -25 °C para carga refrigerada y congelada.

Ventilación: Para una temperatura fría, el aire debe fluir a través de la carga en todo momento para eliminar el calor y los gases. Por lo tanto, las cajas de transporte utilizadas deben tener ventilación. Se requiere ventilación de aire fresco para frutas y verduras. Para productos congelados, el aire debe fluir alrededor de la carga. No debe haber grandes espacios entre la carga, las paredes y la carga misma. La carga debe estibarse en bloques.

Humedad: Algunos productos se benefician de un menor nivel de humedad en el aire. Una unidad refrigerada tiene una función de deshumidificación que puede reducir el nivel de humedad en el aire. Aunque algunas unidades más nuevas pueden alcanzar el 50 %, el estándar está entre el 60 % y el 85 % de humedad relativa (HR).

Drenaje: Sirven para evacuar el exceso de agua que se pueda acumular en el interior de los recipientes. Además, su diseño evita que entre agua o insectos en el contenedor.

• La maquinaria refrigerada no funciona por sí sola, sino que debe conectarse a una fuente eléctrica. Esta fuente puede estar en un depósito, terminal, a bordo de un barco o un grupo electrógeno.

Dentro del contenedor hay un microprocesador, que es el registrador electrónico de temperatura. Este dispositivo almacena todos los datos, como la temperatura del aire de suministro y del aire de retorno, las temperaturas de la sonda de carga remota, la actividad de descongelación, los cambios en el punto de ajuste, el tiempo de encendido y apagado, etc. Para registrar la temperatura de la carga de ciertos envíos, las sondas de carga pueden ser utilizado Estas sondas son cables con un elemento sensible a la temperatura fijado en un extremo. Kuehne+Nagel ofrece un dispositivo de monitoreo adicional independiente del operador (registrador de datos portátil) que es compatible con nuestros sistemas de seguimiento y rastreo. Esto le proporciona información sobre los datos de temperatura de sus productos en cualquier momento.

Una unidad de refrigeración está construida para mantener una cierta temperatura, no para llevar la carga a la temperatura deseada. La carga tiene que ser preenfriada a la temperatura del punto de ajuste antes de la carga. Especialmente para frutas y verduras frescas, reducir la temperatura después de la cosecha a la temperatura óptima de transporte es crucial para garantizar una buena calidad y garantizar la mejor vida útil posible.

Leave a comment